CALELLA ROCKFEST

BERNIE MARSDEN (UK)

banner2

 

Nacido en Inglaterra el mismo año que David Coverdale (1951), Marsden empezó a tocar la guitarra influído por los grandes maestros de blues de la época. Nombres como Sonny Boy Williamson o Howling Wolf marcaron para siempre el carácter del entonces joven guitarra inglés.
A principios de los 70s Bernie formó parte de la banda inglesa de hard rock UFO, siendo sustituido más adelante por Michael Schenker. También tocó al lado de Jon Lord e Ian Paice, en el grupo Paice, Ashton & Lord, y cuando todo apuntaba que sería el nuevo guitarra de Paul McCartney, Bernie Marsden aterrizó a la recién banda creada por David Coverdale tras sus dos discos en solitario. ¡Whitesnake era, ahora sí, toda una realidad!
En ese interludio entre los Deep Purple y Whitesnake, Coverdale se quedó con las ganas de salir de gira, de volver a ser lo que era, una estrella de primera línea. Su propósito era obvio: crear una banda duradera para lograr el éxito que tanto anhelaba. La primera formación de la serpiente fue la integrada por David Coverdale, Dave Dowle a la batería, Neil Murray al bajo, Brian Johnston a los teclados, y Micky Moody y Bernie Marsden a las guitarras. Dos meses después, concretamente en abril de 1978, Brian Johnston fue sustituido por Pete Solley, un viejo conocido de Micky Moody de sus días en la banda Snafu. Ellos grabaron el primer corto de Whitesnake: Snakebite (1978), que incluía el primer gran clásico de la casa, el tema Ain’t no love in the heart of the city. A David Coverdale no le acabó de convencer el sonido de los teclados, con lo que entró su gran amigo Jon Lord, todo un maestro en ese lugar.

El nuevo sexteto grabó los dos primeros discos del grupo: Trouble (1978) y Love Hunter (1979), probablemente los menos conocidos por la audiencia de la serpiente aunque sin duda fueron el primer paso hacia el éxito. Con la entrada de Bernie Marsden, Coverdale optó, del mismo modo que lo hizo en Deep Purple, por considerar una segunda voz en el grupo, algo inimaginable años después. Y es que Bernie se desenvolvía muy bien en los coros y en algunos de los temas como Outlaw donde cantaba exclusivamente él. Si bienTrouble no pasa a la historia como un disco destacado de Whitesnake, ya sea porque la producción fue un tanto floja o bien porque no reflejaba lo que aquellos tipos eran capaces de hacer en directo, con Love Hunter se denota más consistencia y madurez en las composiciones. Temas como Walking in the shadow of the blues o We Wish you well concibieron, ahora sí, el sonido genuino de la serpiente… ¡Whitesnake empezaba a brillar!
Con la entrada a la década de los 80s, Coverdale decidió endurecer un poco más el sonido del grupo, aún sin olvidar esa esencia hard-blues que hacía de ellos algo auténtico con naturaleza propia. Dave Dowle, quienes muchos censuraron por ser más un batería de jazz que de hard rock, fue sustituido por el batería Ian Paice, otro viejo amigo de Deep Purple. Por su parte, Bernie Marsden, Micky Moody y David Coverdale empezaron a crear temas con más gancho para un público más exigente… Ready An’ Willing (1980) se convirtió en todo un exitazo en Inglaterra y media Europa, con temas como Fool for your loving, Ready an’ Willing o Sweet talker. Whitesnake ya estaba preparada para morder y realizar largas giras, y de ahí salieron dos trabajos grabados en directo: Live at Hammersmith (1978) y Live in the Heart of the City (1980).
En abril de 1981 se publicó el que sería quinto álbum de estudio, Come an’ get it, que los llevaría al número 2 en Inglaterra con el tema Don’t break my heart again. Las composiciones cada vez eran más elaboradas aunque el grupo cada vez estaba más desavenido. Y Bernie Marsden por su lado publicaba su segundo disco en solitario, Look at me now (1981), tras su predecesor And about Time, Too! (1979), de éxitos notables sobre todo en Japón y debido en parte por sus integrante: Cozy Powell, Don Airey, Jon Lord, Ian Paice, Neil Murray y el mismo David Coverdale que cantó en algún tema, aunque la mayoría de voces eran del mismo Marsden. Por cierto, un tema se llamaba Here we go again… Curioso, teniendo en cuenta que es predecesor aHere I go again.
¿Era eso una señal inequívoca de su punto y final en Whitesnake? Lo que estaba claro es que el guitarra estaba empezando a cansarse de la serpiente y buscaba vías de escape para autorealizarse. La relación entre ambos tenía los días contados…

Al finalizar la gira del ’81, Whitesnake entró en estudio para grabar el que sería su próximo álbum (y el que a mí personalmente más me cautiva): Saints an’ Sinners. Pero las tensiones internas entre los miembros de la banda eran ya de dominio público, y es que lo que suponían que iban a cobrar y el éxito que querían cosechar, distaba mucho de la realidad. David Coverdale continuaba empecinado en hacer de Whitesnake una banda grande y mítica. Él lo tenía claro, quería conquistar el mercado americano, y con los miembros actuales, con apariencia más de un grupo de amigos de pub inglés que de una súper banda, eso era inalcanzable. El primero en saltar del grupo fue Micky Moody, a finales de 1981. El álbum no estaba listo y Coverdale decidió hacer un parón para decidir qué nuevo rumbo tomar. La primera decisión fue cortar con el mánager del grupo, John Coletta, el que había sido también gerente de Deep Purple entre los años 1968 y 1976. ¿Quién se quedaba con todo el dinero que generaba un grupo que había logrado unos cuantos discos de oro? Mmm…. De ahí la decisión: Coverdale se hizo cargo de la banda, no más mánagers. Luego abandonaron el barco Neil Murray, Ian Paice y el propio Bernie Marsden. El nuevo disco ya estaba listo y solamente quedaban algunos arreglos en los coros… El nuevo guitarra, Mel Galley, se encargó de ellos, y Cozy Powell a la batería y Colin Hodgkinson en el bajo serían las nuevas piezas de la serpiente. Sains an’ Sinners fue un disco peculiar con todo ese movimiento de gente, lo grabaron unos, llegaron otros para finalizarlo, salieron de gira estos últimos, y uno de los primeros que se había ido (Micky Moody) regresó ¡Todo un culebrón!
Bernie Marsden ya no era una serpiente, con lo que decidió crear su propio grupo… Alaska (primeramente llamado SOS). Una banda integrada por grandes músicos como Don Airey o Richard Bailey (conocidos por su paso en Whitesnake también) que aportaban unos teclados de gran categoría a los temas rock/blues 100% Marsden, acompañados por la melódica voz de AOR clásico inglés de Rob Hawthorn. ¡Eso era un grupazo en toda regla, sí señor! Si no os da miedo el rock comercial ochentero, si aún siendo heaviatas cuando oís el temilla de la serie FAMA os pone, entonces lanzaos a por ellos, simplemente geniales! Y con ellos grabó dos trabajos: Heart of the Storm (1984) y The Pack (1985).
Luego llamó a dos ex- Whitesnake, Mel Galley y Nel Murray para formar otro grupo… MGM. La idea era parir una súper banda como las que abundaban a finales de los 80s en USA. Llamó al cantante Bobby Kimball de la banda Toto para empezar a grabar las demos, pero el proyecto fue un desastre y todo acabó con unos escasosshows por Europa en 1987.
A finales de 1991, cuando todo el mundo hablaba de la reunión de David Coverdale y Jimmy Page, Bernie Marsden y su eterno amigo Micky Moody unieron fuerzas: nacía Moody-Marsden Band. A los pocos meses grabaron dos discos en directo, Never turn your back on the blues y Live in Hell (acústico). El dueto tuvo una buena acogida, y se decidieron por grabar el primer disco en estudio, Real faith (en el 2000 reeditado bajo el nombre de Ozone friendly).
Ya en 1995 rehacen el grupo dándole el nombre de Tribute to Peter Green, grabando el disco Green & Blues, dedicado obviamente al guitarrista inglés Peter Green. En la nueva formación, además de los dos guitarras, hay nombres como Colin Hodgkinson y Don Airey (ex Whitesnake). En ese año nada indicaba que David Coverdale volviera a resucitar a la serpiente pero los fans tenían sed de ella. Así que el dueto decide configurar otro grupo al que llamarían Saints an’ Sinners (como el disco del 82), y para ello llaman a Neil Murray y Cozy Powell (otros ex Whitesnake) y el cantante John West (años después voz en Royal Hunt). La idea era salir de gira durante todo el 96 interpretando los clásicos de la serpiente, pero tristemente el grupo nunca llegó a materializarse. Entonces Bernie decidió formar otra banda con su antiguo compañero y primer batería de Whitesnake, Dave Dowle, con quien realiza algunos conciertos por Europa de donde sale otro disco en vivo, The nights the guitars came to play (1996).
Llegado 1997 Bernie y Micky deciden montar un grupo a lo grande, al que bautizarán como The Snakes. Rápidamente Marsden se dió cuenta que no podía continuar siendo él la voz principal si querían grabar algo con la fuerza de sus días en Whitesnake… Y buscaron para dar con el clavo: la voz del noruego Jorn Lande, dicho de otra forma, lo más parecido a Coverdale que ha habido nunca. Y ellos grabarían un disco de estudio, Once Bitten (1998); y otro en directo, Live in Europe (1998). El noruego abandonaría el grupo en 1999 siendo substituido por el cantante Robert Hart (ex Bad Company) y re-bautizando al grupo por The Company of the Snakes. El resto de miembros eran Don Airey (teclados), John Lingwood (batería), Neil Murray (bajo), y Micky Moody + Bernie Marsden (guitarras). Al poco tiempo volvieron a cambiar al cantante… esta vez era el turno para Gary Barden (ex Michael Schenker Group). En su repertorio, incluían temas prácticamente nunca vistos en directo como Lonely Days, Lonely Nights o Hit an’ run. Meses más tarde volvieron a cambiar al cantante, y entraba en escena el joven Stefan Berggren, con quien grabarían un disco de directo, Here They Go Again (2001) y otro en estudio Burst the Bubble (2002).
En medio de todo este ir y venir de gente, Bernie Marsden continuó participando en distintos proyectos como el disco tributo a Whitesnake Snakebites (2000) o este show al lado de su amigo Jorn Lord, para dar soporte al piansta Tony Ashton quien padecía una grave enfermedad. Esta versión de Here I go again eriza la piel… ¡Grande, Marsden!
The Company of the Snakes volvería a sufrir otra transformación… En 2003 pasarían a llamarse M3 Classic Whitesnake con la entrada de un nuevo cantante, Tony Martin (ex Black Sabbath) y el batería Jimmy Copley (ex Tears for Fears). Grabarían el disco en directo Classic Snake Live (2003), y los shows, a diferencia de los anteriores, solamente incluían temas de la serpiente que es lo que la gente esperaba ver. El nuevo cantante no gustó demasiado a Micky Moody y Bernie Marsden por su estilo demasiado duro y reclutaron una vez más a Stefan Berggren con quien grabarían otro trabajo en vivo llamado Rough An’ Ready (2005). En 2007 saldría la versión DVD. He aquí como sonaban….
Bernie Marsden por su lado continuó trabajando en solitario en distintos discos blueseros, tales como Stacks(2005) o Going To My Hometown (2009). M3 se disolvió oficialmente en 2008, pero Bernie continúa dando guerra…
Desde entonces Bernie Marsden ha seguido girando con su banda, y en agosto de este 2014 editará un nuevo álbum llamado Shine  donde cuenta con las colaboraciones de grandes del rock y del blues: Joe Bonamassa, Ian Paice y Don Airey (Deep Purple), Jimmy Copley (Jeff Beck), Mark Feltham (Nine Below Zero) y sobre todo David Coverdale su antinguo colega en la serpiente blanca, trabajando juntos otra vez despues de muchos años sin hacerlo.

 


berniemarsdenshinecd